Seleccionar página

Arte y Filosofía

Sospecho del último hombre

El último hombre, sentado en el sofá, cómodo, asiste a su tiempo sin necesidad ni deseo alguno de superación.

Teo Martín Fontela

Sospecho del último hombre

Teo Martín Fontela

El último hombre* es coetáneo de Los Barret.

León Barret, hombre de negocios, preocupado por los bienes materiales, muestra un interés fingido por Vivian, sin interesarse realmente por ella.

La opocición entre ficción y realidad aparece en otros momentos de la película, como el medicamento Lovedyn, por ejemplo, la gran inversión de León que acaba revelándose como placebo -en la ilustración, las pastillas se desprenden de la mano, mutando en monedas- ; o la manía de León de filmar todo lo que ocurre a su alrededor para crear una “burbuja”, según Vivian, que permita sustraerse a la realidad.

En contraposición a León Barrett, Leo representa el superhombre. Defiende los valores verdaderos, niega cualquier menosprecio del mundo o del cuerpo. El amante mexicano de Vivian, los amantes, pertenece al mundo de los sentimientos, al amor que se profesa sobre el dinero o los bienes.

Como en la película no muestra su aspecto, he cogido algo de ropa vieja para ponerle, porque se que no le importa.

___________

* El concepto de «último hombre» aparece en Así habló Zatatustra, de Friedrich Nietzsche