Seleccionar página

Arte y Filosofía

Replicación y pastillas

En la era digital, la humanidad replicante padece e intenta paliar males en serie.

Replicación y pastillas, de Teo Martín Fontela

Replicación y pastillas

Teo Martín Fontela

Existe un momento en que la explotación del trabajador lo anula como persona y lo convierte en máquina, en número. El trabajador, la trabajadora, extrañan su propio cuerpo, su propia actividad vital y hasta el propio trabajo*. Dejan de percibir así su “esencia humana” y sus productos se vuelven contra ellos.

Lovedyn, el medicamento, sale al paso de la ansiedad o la depresión que caracterizan la nueva “esencia”. El trabajo, las normas no escritas, así como los modelos y cánones que las concretan, vuelven replicantes a las personas en identidad y males. Apenas diferentes los individuos por una capa de color, las formas de vestir, la expresión alegre ante la cámara o las afecciones se parecen demasiado. En la era digital, el ser y el reverso de las personas se agrupa cada vez más en busca de aceptación.

Puestos de perfil, todas y todos mienten en red.

___________

* K. Marx caracteriza el concepto de «alienación» en su obra «Manuscritos económicos y filosóficos», de 1884: «El objeto que el trabajo produce, su producto, se enfrenta a él como un ser extraño, como un poder independiente del productor».